Paso 1
Detalle del Evento
Paso 2
Formularios de Compra
Paso 3
Verificar Datos
Paso 4
Fin de Compra

Gilbertástico en Sala Juglar




GILBERTÁSTICO EL 3 DE DICIEMBRE EN LA SALA JUGLAR (MADRID)


Gilbertástico visita Madrid para presentar las canciones de su último trabajo, "El ocaso de los imperios", un álbum conceptual sobre la Primera Guerra Mundial. Acompañado de Antonio J. Iglesias (Dwomo, Los toreros muertos) y varios teclados, repasará las 7 canciones de un disco en el que Rasputín, el Káiser, el Barón Rojo o el Zar son parte del elenco de personajes que van apareciendo poco a poco.

"El ocaso de los imperios"

El 28 de junio de 1914, en Sarajevo, el bosnio Gavrilo Princip acabaría disparando contra el heredero de la corona austro-húngara, Francisco Fernando, y su esposa Sofía Chotek, después de que fracasaran ese mismo día otros intentos de acabar con la vida del futuro monarca. Lo que parecía una noticia local fruto de la casualidad terminó por desencadenar un juego de alianzas entre las potencias europeas que propició la Primera Guerra Mundial y, por ende, lo que muchos/as historiadores/as han calificado como el principio del siglo XX. El mapa del viejo continente cambió para siempre y cuatro de los imperios existentes (Austro-Húngaro, Alemán, Otomano y la Rusia zarista) desaparecieron, dejando un escenario terrible que desembocaría en la más devastadora aún Segunda Guerra Mundial.
Así también por casualidad cayó en manos de Gilbertástico un libro sobre el corresponsal Agustí Calvet, que cubrió las contiendas en el norte de Francia para el periódico La Vanguardia. El anzuelo se iba a convertir en adictivo, pues descubre que apenas sabe nada de esta Gran Guerra y que en muchos aspectos resulta única y novedosa: la mezcla de las costumbres marciales decimonónicas (caballos, bayonetas, uniformes coloridos, batallas en campo abierto) en contraste con las nuevas tecnologías (ametralladoras, grandes cañones, aviones, submarinos, gas, lanzallamas, etc.) dan a este conflicto un carácter insólito que cautiva al músico y le anima a escribir una serie de piezas en las que, de una forma u otra, se pudiera reflejar toda esa singularidad histórica, al mismo tiempo que pudieran ser canciones. 

El resultado es El ocaso de los imperios, 7 composiciones inspiradas en algunos personajes decisivos para el relato, desde el mismo Gavrilo Princip, pasando por el Barón Rojo, las relaciones familiares entre el rey de Inglaterra, el Káiser y el Zar, la dura y penosa vida de las trincheras, la multitud de nombres que vivieron las dos guerras (De Gaulle, Chucrchill, Petáin, Göering, Rommel...), los escritores que acabarían siendo grandes figuras de la literatura y fueron llamados a filas (Robert Graves, de Yo, Claudio o Rudyard Kipling, de El libro de la selva, J.R.R. Tolkien, entre otros), la peculiar influencia del “monje” Rasputín en la última etapa de la dinastía de los Romanov, las penas de un joven Hitler hospitalizado mientras se terminaban las hostilidades... El genocidio de los armenios, el hundimiento de cientos de barcos por parte de submarinos alemanes (como el Lusitania, que propició oficialmente la entrada de E.E.U.U. en el juego) o los soldados con la cara comida por las ratas en la trinchera son algunos flecos de este abanico cruel de tragedias. 

Es un disco que no llega a entrar en el humor, pero sí trata de ponerse en la piel de los protagonistas de una forma cariñosamente cómica, sin perder nunca el sentido de respeto a la temática tan grave sobre la que se está cantando. El álbum está grabado entre Valencia y Guadalajara, producido y mezclado por Fernando Polaino (Dwomo, Los toreros muertos, Los lunes...) en Estudio Establo, y las piezas cuentan con las baterías y recitados de Antonio José Iglesias (Dwomo, Le Grand Miércoles). Dos de los temas se grabaron y mezclaron en Valencia, en el estudio El Sótano, a cargo de Dani Cardona, que también tocó la batería de El infierno es demasiado bueno para los hunos. Las ilustraciones son obra de la artista valenciana Lucía Blasco.

No a la venta

LUGAR

FORMAS DE PAGO

INFORMACIÓN

No a la venta